Fútbol Femenino

Dos emblemáticas que siguen vigentes

Irma Cuevas y Edilberta Cabrera, grandes referentes del fútbol femenino.

Dos emblemáticas que siguen vigentes

23-05-2020

Hoy es un día muy especial, pues se conmemora el Día Internacional del Fútbol Femenino y en esta recordación resaltamos a dos profesionales que forjaron e influyeron de gran manera en el fútbol femenino en nuestro país, hablamos de Ediberta Cabrera, actualmente defensora de General Díaz y de Irma Cuevas, hoy día defendiendo los colores de Guaraní.

Resumir las carreras de estas dos futbolistas en una sola nota es imposible, porque en sus legajos existen muchos partidos, triunfos, derrotas, goles, anécdotas y hazañas deportivas. Tras una larga y rica trayecoria, ambas están transitando la última etapa de sus respectivas carreras profesionales.

El fútbol lo es todo

Para mantenerse en vigencia por varios años, uno debe llevar el fútbol en las venas. “Es porque me gusta mucho el fútbol, lo llevo dentro mío. Entreno y estudio más en la parte deportiva. Sigo enseñando a los niños y jóvenes. Mi sueño siempre fue ser una gran deportista profesional, meter goles y gracias a Dios lo conseguí”, comenzó diciendo la delantera aurinegra.

Mientras que Ediberta expresó: “Lo primero para todo deportista es el cuidado personal, en la alimentación; no fumar, no trasnochar, esa es la clave”.

Estar a la altura

El fútbol se vuelve cada más intenso y en nuestro país el nivel va creciendo notoriamente, y tanto Irma como Edilberta son conscientes que deben estar a la altura de dichas exigencias. Sobre cómo hacen ellas para mantenerse siempre en forma siendo líderes en sus equipos, la goleadora de Guaraní respondió: “Me exijo mucho a mí misma, entreno diariamente, la buena alimentación. No trasnochar y no consumir bebidas alcohólicas, es lo primordial porque también tengo que ser un modelo a seguir como jugadora”.

En tanto, Berta como la llaman, afirmó lo siguiente: “Siempre estoy abierta a toda sugerencia que me hacen mis profesores, en eso hay que ponerle un poco de profesionalismo y experiencia más que nada”.

Una carrera llena de éxitos

Cuevas y Cabrera a lo largo de su trayectoria acumularon títulos y registros únicos en el fútbol nacional, además de tener el privilegio de formar parte de la primera Selección Femenina.

Irma cuenta uno de las tantos logros que tiene: “Cuando llegué a la capital para integrar un equipo de femenino que fue Nacional, convertí 25 goles, fui goleadora y campeona con la Academia. Actualmente soy la goleadora histórica con 632 tantos en el fútbol paraguayo. Otros logros que tuve también fue integrar la Selección Femenina Paraguaya y participar de la CONMEBOL Libertadores Femenina por cuatro años consecutivos”.

Mientras que, la defensora de las Águilas también rememoró sus conquistas. “Con la Universidad Autónoma de Asunción obtuve 10 títulos, es uno de los logros más importantes que tuve en mi carrera”.

Recuerdos imborrables

Con tantos años en un campo de juego, Irma y Ediberta tienen varios partidos memorables para contar. La goleadora del Aborigen relata uno de ellos: “Cuando jugamos la semifinal con mi equipo UAA ante Arkadia, una de las defensoras me marcó durante los 90 minutos, pero en tiempo de descuento, en una de las últimas jugadas preparé mi estrategia y al llegar el balón desde el tiro de esquina, salí de la marca y con un cabezazo metí el gol que nos dio el pase a la final”.

Por su parte, Cabrera comentó una situación bastante particular: “En una ocasión jugué con el tobillo fisurado, era la final contra Nacional y no me quería perder esa ocasión de jugar. Por supuesto, ganamos y salimos campeonas, es una de las tantas anécdotas que tengo”.

Alegrías y tristezas

El fútbol tiene sus ratos felices como también sus sinsabores. Irma Cuevas expresó: “El momento más feliz fue cuando metí 25 goles en un solo partido con UAA y total ganamos 50-0 a un equipo de Villa Hayes. El momento más triste de mi vida fue cuando llegó una mala noticia antes de un partido contra Cerro Porteño, el fallecimiento de mi papá, fue ahí que el mundo se caía para mí”.

Ediberta Cabrera agregó: “El recuerdo más emotivo que tengo fue llegar a la final de la CONMEBOL Libertadores en el 2006, jugamos contra el Santos de Brasil en su cancha, pero a la vez también fue muy triste porque perdimos en aquel partido”.

 

Las dos emblemáticas del fútbol paraguayo dejaron un mensaje para las chicas en el Día Internacional del Fútbol Femenino