Fútbol Femenino

Cuando el fútbol es la gran inspiración

Celeste Aguilera, una futbolista que no se rinde en la cancha y en la vida.

Cuando el fútbol es la gran inspiración

08-05-2020

Toda jugadora sueña con destacarse el día de mañana y ello implica un sacrificio enorme y mucha voluntad para seguir adelante, superando todas las adversidades que se ponen en el camino.

Uno de los ejemplos es el de Celeste Estefanía Aguilera Gómez, de 20 años de edad, hija de Gladys Gómez y Celestino Aguilera, es jugadora de la Selección Femenina Sub 20 y del club Sol de América. A pesar de los obstáculos que la vida le presentó, no dejó de aferrarse a sus sueños. 

 

Siempre a su lado

Sobre sus inicios y el motivo por el cual ella se inició en el fútbol, Celeste comentó: “Desde muy pequeña me gustó el fútbol. Me inicié jugando en una escuela de fútbol integrado por nenes, siendo así la única niña entre ellos acá en mi pueblo de Chaco'i. Prácticamente desde que tengo uso de razón me gusta jugar este deporte, también tuve el apoyo de mis padres, que siempre me incentivaron a seguir adelante con lo que me gustaba”.

La vida de Celeste no fue fácil ya que tuvo que sobrellevar los obstáculos del día a día para así llegar a los entrenamientos. “La verdad para mí fue todo un desafío, uno por vivir lejos y dos por el traslado, ya que el único medio de transporte que te acerca a Asunción en menos de media hora era la lancha, y teniendo que cruzar así el río casi todos los días. El problema también era volver ya que el horario de los viajes en lancha es de 5:30 hasta las 19 hs. y ya no alcanzaba. Tenía que ir hasta Mariano Roque Alonso para poder abordar el colectivo de Falcón o Puerto Elsa y así poder llegar a mi casa. Lo mismo para ir y venir de los entrenamientos de mi club Sol de América”, relató.

 

Nunca se rindió

La mediocampista tuvo que pasar por varios inconvenientes en su vida de futbolista, uno de ellos fue cuando tuvo que ser desconvocada para el Sudamericano de Ecuador. “Nunca se me cruzó por la mente dejar de jugar al fútbol, a pesar del problema de salud que tuve en el año 2017 estando convocada a la selección para el Sudamericano de Ecuador 2018. En un chequeo médico me hicieron un ecocardiograma donde el resultado no fue bueno y fui desconvocada por ese problema de salud”.

Celeste tuvo que someterse a un tratamiento y volvió más fuerte, ya que fue llamada nuevamente a la selección y no para un Sudamericano, sino para un Mundial. “Nunca me rendí, mi sueño siempre fue estar en un mundial. Me volvieron a convocar después de una cirugía y eso fue lo que me incentivó a volver con más fuerza, pudiendo llegar a la Copa del Mundo de Francia 2018”.

 

Todo un orgullo

Sobre la experiencia vivida en el Mundial de Francia, la jugadora albirroja mencionó su enorme satisfacción de representar a Paraguay en una cita ecuménica. “Para mí una de las mejores experiencias de mi vida. Poder jugar un mundial representando a mi país y vestir la camiseta de la Albirroja, me llenó de orgullo poder lograr eso”.

Uno de los sueños de la mediocampista es jugar la CONMEBOL Libertadores con su club. “Primero que nada deseo que todo esto del virus termine y volver a las canchas. Este año quedó pendiente una Libertadores con mi club Sol de América, que si Dios permite el próximo año nos tocará jugar, nunca disputé una CONMEBOL Libertadores y ese es un sueño que también espero cumplirlo”.

 

Un mensaje de aliento

Celeste Aguilera dejó un emotivo mensaje para aquellas jugadoras que se están iniciando en el fútbol: “Mi mensaje a las jugadoras jóvenes es que no se rindan, que a pesar de las circunstancias, sea cual sea, con esfuerzo, perseverancia y mucha dedicación lo pueden lograr. Luchen por sus sueños que nada es imposible”.

Tags: Sol de América Selección Paraguaya Celeste Aguilera